Universidad
Esta celebración, instaurada por las Naciones Unidas desde el 2015, es una oportunidad para destacar el aporte de las mujeres y niñas en todos los campos del conocimiento y la sociedad. No obstante, también lo es para hacer frente a la discriminación y lograr que a lo largo de nuestra carrera científica las diferencias por género no se perpetúen. Niñas y niños nacen con las mismas capacidades, pero ellas son afectadas por los prejuicios sociales como “no ser buenas" en matemáticas, ciencias e ingenierías. Por eso frente al desafío de su inclusión se debe comenzar desde la infancia temprana, no sólo ayudándolas a conocer las maravillas de las ciencias, sino demostrándoles que transformarse en científicas es posible, que otras con el mismo interés que ellas ya lo hicieron.

Lucía Núñez, doctora en Ciencias Biomédicas y editora científica de Revista Héureka.
Cargar más