Mayra Feddersen

“Política migratoria: Chile pareciera avanzar como una citroneta en una carretera de alta velocidad”

0 Posteado por - 23 marzo, 2017 - Ciencia Migrante

Texto enviado por Mayra Feddersen

 

Mayra Feddersen relata a Heureka la investigación que está realizando como estudiante de doctorado en el programa de Jurisprudencia y Políticas Públicas de la Universidad De Berkeley, California.

Desde 1990 hasta la fecha la inmigración hacia Chile se ha cuadruplicado. Si bien el país presenta tasas de migración que no exceden el promedio mundial (ONU 2015), el sostenido asentamiento de personas provenientes de otros países ha ido cambiando la fisonomía de nuestra aislada sociedad. Sorprendentemente esta nueva situación no ha generado cambios en la manera cómo el Estado chileno se enfrenta y se anticipa a esta realidad. Lo anterior es aún más desconcertante si se considera que desde los 80 Chile decidió abrir su economía al mundo, y que desde los 90 el país se ha convertido en un miembro activo de Naciones Unidas y de la Organización de los Estados Americanos. Todavía, en relación a su política migratoria, Chile pareciera avanzar como una citroneta en una carretera de alta velocidad.

Mi investigación busca entender por qué Chile se ha constituido en una excepción regional en esta materia. En la última década, la mayoría de los países sudamericanos han reformado sus leyes migratorias como una forma de responder más efectivamente a los nuevos flujos migratorios y hacerse cargo de las obligaciones internacionales que han ido asumiendo. A su vez, en sus procesos de transición hacia convertirse en sociedades más democráticas, estos países han dejado atrás aquellas leyes migratorias que fueron dictadas durante periodos de dictadura para adoptar un marco legal más flexible y respetuoso de los derechos de los migrantes.

A diferencia de las teorías que se han esgrimido para explicar el comportamiento de los Estados ante el fenómeno migratorio, a través de mi investigación pude descubrir que el Estado no opera como un reproductor pasivo de las intenciones de los grupos de interés. Por el contrario, el gobierno convoca una pluralidad de visiones y de formas de hacer política. En el caso de la política migratoria, encontré que el entendimiento personal que poseen los funcionarios sobre la migración y el significado que le atribuyen a los estándares de derechos humanos determina el tipo de regulación que se adopta. Ahora bien, esta cultura se desarrolla en un contexto institucional determinado. Así, la política migratoria es también el resultado de la posición que ocupa el funcionario al interior del Estado y de la distribución del poder político que se da en una estructura altamente jerárquica.

Las conclusiones anteriores se fundan en una extensa investigación de campo. Durante el 2015 y el 2016, trabajé tiempo completo en una agencia estatal en donde pude observar y aprender cómo los agentes estatales dotaban de sentido y adaptaban la antigua regulación existente a las necesidades del contexto nacional y regional. A su vez, pude participar de las discusiones que se generaron al interior del ejecutivo para formular un nuevo marco regulatorio tendiente a reformar la ley vigente. Complementé mis observaciones previas con más de 75 entrevistas con agentes estatales, autoridades locales, parlamentarios, miembros de organizaciones de migrantes y sociedades gremiales.

Respecto al impacto de mi investigación en la vida de las personas, se enfoca en entender cómo y por qué el Estado actúa o deja de asumir la regulación de ciertas temáticas sociales es de suma relevancia para la vida de las personas. Si bien hasta hace poco la migración se encontraba fuera del radar nacional, el impacto que ésta genera en los ámbitos sociales, culturales, económicos y laborales es claro. Basta observar la forma cómo se regula la migración en Estados Unidos y en Europa para entender la relevancia que esta temática adquiere en la construcción de nuestras sociedades. Con la integración de nuevos grupos de personas, conceptos tales como el de nación, ciudadanía y estado de derecho han de ser revisados para acoger a estas nuevas colectividades.

Más allá del contexto migratorio, esta investigación permite vislumbrar los factores que determinan el tipo de políticas públicas que Chile es capaz de producir. Así, desde una perspectiva interna y aplicada, se presentan elementos que suelen pasar desapercibidos en los análisis de políticas públicas, como el peso que ejerce la cultura de los funcionarios y de la organización estatal en la formulación de las leyes y las regulaciones.

El alcance de mi investigación para otras disciplinas es importante por la temática que analiza, la metodología que implementa y las conclusiones. i investigación puede producir un impacto en varias disciplinas sociales, tales como el derecho, la sociología, las ciencias políticas y las políticas públicas.

A su vez, mi investigación aumenta el entendimiento que existe sobre el fenómeno migratorio. Esto puede tener efectos en la manera que los chilenos tenemos de relacionarnos con la diversidad. La migración no sólo se expresa en las calles, sino que también en nuestras aulas, ya que muchos inmigrantes forman parte de los establecimientos educacionales y de las universidades. En cada una de las disciplinas, estos estudiantes están entregando su propia visión sobre la forma de hacer ciencia en Chile.